OAXIS: SISTEMA DE AGRICULTURA SOSTENIBLE EN MEDIO DEL DESIERTO

OAXIS es un proyecto desarrollado por la oficina Forward Thinking Architecture -liderada por el arquitecto español Javier F. Ponce-, que se plantea como un nuevo vínculo entre el desierto, las energías renovables y la agricultura hidropónica de ahorro de agua, en conexión directa con las ciudades cercanas a la Península Arábiga. La propuesta busca potenciar tecnologías ya utilizadas en la zona para producir agricultura local sostenible y así reducir las importaciones de alimentos y sus efectos ambientales.

El desierto de Arabia.

Al ubicarse en el llamado Cinturón del Sol, esta vasta región sin lluvias cuenta con los recursos energéticos y una posición estratégica para el desarrollo del proyecto OAXIS. Abarcando más de 1,447,7955 millas cuadradas (2.330.000 kilómetros cuadrados), el desierto de Arabia incluye el Rub’al-Khali, uno de los mayores cuerpos continuos de arena del mundo.

Como área geográfica, la Península Arábiga se considera a menudo intransitable, debido al ambiente extremadamente seco y la escasez de vegetación visible. Sin embargo, a pesar de lo inhóspito del terreno, el desierto de Arabia ha servido a lo largo de la historia como un pasaje comercial entre Medio Oriente y África del Norte.

Además, aunque parece inhóspito y estéril a primera vista, ha demostrado ser una valiosa fuente de recursos naturales, como el petróleo, el gas natural, los fosfatos y el azufre. También cubre una vasta reserva de agua subterránea, atrapada bajo las arenas desde la Edad del Pleistoceno, la que en los últimos años se ha aprovechado y utilizado para el riego en la región. Iniciando su ocupación humana hace más de 3.000 años, los primeros habitantes de la región fueron los beduinos, una civilización nómada que utiliza las tierras del desierto de Arabia como criadero de camellos.


“Una región árida, una población en rápido crecimiento y urbanización, la próxima realización de la Expo Dubai 2020 o el Mundial de Qatar 2022, importaciones masivas de alimentos de más del 90% de los países del CCG, la escasez de agua y un montón de recursos de energía solar… creemos que OAXIS encaja en este contexto y se puede aplicar en muchos otros lugares de condiciones similares. Tenemos que responder a este desafío ambiental y físico, con el fin de ayudar a garantizar la futura seguridad alimentaria en la región”.

Conceptos principales.

Como diseñadores y técnicos, no hay que hablar de diseño, procesos o sostenibilidad como cuestiones aisladas. Lo interesante acerca de un nuevo diseño o construcción es su potencial y las posibilidades que genera, con el fin de mejorar la vida humana. La propuesta aborda la producción y el consumo de alimentos, la autosuficiencia de las ciudades y la conectividad, relacionando la arquitectura y la inseguridad alimentaria dentro de una visión ecosistémica.

La gente, la naturaleza, el diseño y la tecnología se combinan para servir una función específica: producir alimentos locales frescos y de calidad con tecnologías de ahorro de agua, ayudando a reducir las importaciones masivas de alimentos en las ciudades de la Península Arábiga y creando un nuevo Centro Ambiental lineal atractivo para la tecnología agrícola, la investigación y el uso pedagógico, abierto a los lugareños y visitantes.


​“Nos inspiramos en la morfología de los oasis en el desierto y los utilizamos como referencia para el proyecto, pero nuestro objetivo no es competir con la naturaleza y sus increíbles procesos, o con los oasis existentes. Lo que proponemos es una instalación hidropónica segura y controlada, basada en un patrón lineal modular, una “eje verde” que incorpora algunas de las cualidades de un oasis en el desierto. Ésta producirá energía solar para hacerse autosuficiente y permitir el funcionamiento de un sistema de transporte subterráneo que lleva los cultivos directamente a las ciudades, reduciendo el transporte de alimentos a larga distancia (importaciones) y por lo tanto la reducción de las emisiones de CO2″.

Las instalaciones del proyecto incorporan una estructura modular prefabricada de acero reciclado, que puede ser fácilmente ampliable para aumentar el área de la huella si es necesario (planta solar y la construcción de edificios). El proyecto utiliza estrategias locales pasivas para controlar el entorno del edificio y también produce su propia energía a través de una serie de paneles fotovoltaicos de alta eficiencia montados en la azotea, que actúa como una planta solar lineal.

La energía limpia producida se utiliza para el consumo propio, pero sobre todo, para el funcionamiento de la cinta transportadora que llevará las bandejas de cultivos hidropónicos a las estación cercanas a la ciudad logística (la mínima distancia justo en el interior del área de la ciudad). Toda la energía sobre producida en la hora punta irá a la red eléctrica de la ciudad.

El sistema de cultivo hidropónico previsto reducirá significativamente las necesidades de riego (hasta en un 80%) mediante el control (y el reciclaje) del agua utilizada, con menos fertilizantes, pesticidas y un ciclo de crecimiento rápido durante todo el año. Con el fin de obtener una producción agrícola eficiente, una parte del agua reciclada se utilizará para la transformación verde del edificio a lo largo del tiempo. OAXIS dispondrá en su parte superior la instalación física de los sistemas informáticos para el control de las condiciones ambientales y el sistema de la correa transportadora.

Tipos de cultivos propuestos (hortalizas frescas, hierbas y frutas)

Patatas (Papas), Tomillo, Lechuga, Albahaca, Tomates, Fresas, Arúgula, Pimiento Dulce, Tomates Cherry.

Fuente: plataformaarquitectura.cl agriculturers.com