MELÓN: EUROPA RECAPITULA TRAS UNA TEMPORADA DIFÍCIL

En estos momentos, Brasil es el mayor proveedor de melones del mercado global. Aunque los brasileños tienen unas expectativas positivas, los importadores europeos están preocupados por la escasez de agua en el país sudamericano. Los productores israelíes, por su parte, se encuentran ante un dilema: un mercado nacional vacío y un mercado europeo vacío. En combinación con una alta demanda, el país ha empezado la temporada con buen pie. Honduras y Guatemala esperan pérdidas en volumen por las fuertes lluvias. En Europa se han terminado todas las temporadas. Francia deja atrás una temporada difícil para los Charentais. En Italia, a pesar del difícil comienzo, pueden estar satisfechos. España ha tenido una temporada muy mala, a pesar de que las circunstancias eran positivas. En EE. UU. y Australia, los productores se enfrentan a virus y enfermedades que afectan a la cosecha. En EE. UU. esto ha hecho que el mercado sea difícil, pero en Australia las ventas todavía funcionan bien, con mayores volúmenes que el año pasado.

En Brasil, la escasez de agua es una amenaza potencial
Aunque el país sudamericano está padeciendo sequía por cuarto año consecutivo y se ha visto sometido al paso de El Niño, muchos productores de melones han tomado precauciones para solucionar sus problemas de agua.

La favorable tasa de cambio promete una buena temporada de exportación para los melones. La exportación ha comenzado con el envío de los primeros contenedores a Europa, EE. UU., Emiratos Árabes Unidos y Rusia. En la semana 32 se enviaron los primeros melones amarillos a Europa, para los cuales las estimaciones hablan de un 18% de aumento en volumen. El volumen de Galia es estable, pero el de los Cantaloupe ha bajado un 10%. Las sandías, por su parte, están funcionando excepcionalmente bien, con un aumento de la exportación hacia Europa del 90%. Los melones Piel de Sapo comenzaron en la semana 34, con un descenso esperado en volumen del 20% en comparación con el año pasado. Además de Europa, Canadá también es un buen mercado para estos melones.
“He estado en los campos y todo tiene un aspecto estupendo”, explica un productor. “Normalmente, la planta de los melones se muere durante la recolección, pero este año, las plantas todavía tienen todas las hojas, de un color verde oscuro precioso. El sabor y el nivel Brix también son muy buenos”. Desde la semana 32, Brasil ya ha enviado 1.942 contenedores a Europa, 1.015 de los cuales fueron a Róterdam, 822 al mercado británico y 22 a España.

World Food Moscow fue una oportunidad para que los rusos descubrieran los melones amarillos. “Los melones amarillos son exóticos para ellos”, explica un productor que visitó la feria. “Están acostumbrados a melones grandes y aromáticos con mucho sabor, pero más blandos que los nuestros. No obstante, nuestra degustación de demostración fue un gran éxito”.

Dubái también parece un mercado prometedor. Un comerciante afirma que tras Fruit Logistica se enviaron los primeros melones vía aérea a los Emiratos, que los recibieron con los brazos abiertos y ahora están pidiéndolos en contenedores. Para promocionar los melones brasileños, los comerciantes están visitando ferias de todo el mundo: la WOP de Dubái, Fruit Attraction en Madrid o la PMA Fresh Summit en Atlanta.

Las cifras de exportación muestran que, en general, se está enviando más volumen. Mientras que en 2014/15 se enviaron a Europa alrededor de 452,5 toneladas hasta la semana 39, esta cifra ya es de 643 toneladas este año. Prácticamente la mitad de ese volumen se dirige al puerto de Róterdam, unas 385 toneladas. Durante estas semanas, Europa es el principal mercado de exportación, ya que EE. UU. y Canadá apenas compran melones.

En cuanto a variedades se ha visto una clara expansión dentro de Europa. Róterdam y Reino Unido están claramente en cabeza importando prácticamente todo tipo de melones excepto los Piel de Sapo. Mientras, España apenas importa ninguna otra variedad y se apropia de prácticamente todo el flujo de estos melones.

Honduras y Guatemala esperan pérdidas
El sector del melón en Honduras y Guatemala está esperando grandes pérdidas este año. Debido a las fuertes lluvias, la cosecha se ha visto dañada y se espera que los volúmenes resulten entre un 30 y un 40% menores. Las cifras definitivas de productos se sabrán en las próximas semanas, cuando también se conocerán con más claridad las pérdidas. Por ello, los precios pueden resultar mayores que en años anteriores.

Israel empieza la temporada muy bien
El cultivo del melón en Israel puede dividirse en dos partes: el destinado a la exportación y el destinado al mercado nacional. Para el mercado nacional se cultivan diversas variedades, pero para la exportación todo son Galia. El país tiene un pequeño número de productores, con una producción total de entre 1.200 y 1.500 toneladas. Los exportadores están satisfechos con el comienzo de la temporada de exportación. Con un mercado casi vacío en Europa y volúmenes limitados llegando desde Brasil, la exportación se ha podido beneficiar de una buena situación de mercado. El comercio israelí se ha encontrado, sin embargo, un dilema, porque su mercado nacional también estaba vacío. “Así que, ¿por qué arriesgarse a exportar cuando también puedes conseguir buenos precios en el mercado nacional?”, se pregunta un comerciante en voz alta. La consecuencia lógica ha sido un volumen de exportación menor.

Las altas temperaturas de Israel están provocando escasez en varios productos y los básicos como los melones, los tomates y los pepinos consiguen buenos ingresos. Además, el periodo festivo que tiene lugar a mitad de temporada, Sukkot incluido, también pesa mucho sobre el comercio, en particular en cuanto a la logística. Aunque la fruta está disponible, es difícil organizar la logística.

La temporada de los Charentais franceses de este año no es de la mejores
La pasada semana, los franceses dieron por terminada la temporada de los Charentais, una variedad del Cantaloupe y el melón más importante de Francia. La temporada va prácticamente de julio a septiembre. Este año no se recordará como uno de los mejores, con precios en general bajos a pesar de los buenos volúmenes. Francia tiene 14.000 hectáreas de melones Charentais con una producción de 240.000 toneladas.

La temporada italiana resulta positiva a pesar del difícil comienzo
En la semana 39, la temporada terminó en Verona y Mantua, unas cuantas semanas antes que el año pasado. La temporada empezó en abril/mayo con los primeros melones de Sicilia. Debido a las condiciones meteorológicas, la recolección en el sur de Italia coincidió con la recolección de los invernaderos del norte, lo que puso los precios bajo presión.

Los precios bajaron por debajo de los costes, aunque en junio se recuperaron con el cambio de tiempo. Un verano cálido, un consumo más alto y las tormentas de granizo han caracterizado el desarrollo de la temporada. En el norte de Italia, entre Lombardía y Emilia-Romaña, se perdieron unas 1.000 hectáreas por culpa del granizo. Esto, en combinación con las temperaturas cálidas y la gran demanda, hizo que los precios aumentaran al final por encima del nivel del año pasado. Las sandías han funcionado bien este año, tras unos cuantos años de precios bajos. El precio de coste de las sandías había aumentado en los últimos años a causa de las inversiones en el cultivo, aunque aún son necesarias más inversiones para garantizar una buena calidad. En total se recolectan casi 600.000 toneladas de sandías, y las minisandías suponen alrededor del 35% del total.

La exportación se ha desarrollado de forma positiva en los últimos años. En 2014, la exportación sumó 30.000 toneladas con un valor de unos 21 millones de euros. El ratio entre producción y exportación sigue siendo del 5%, pero se constata una tendencia creciente. Los principales mercados de exportación están en Europa, y un 60% de ventas se dirigen hacia Alemania, Suiza y Austria.

A pesar de la creciente exportación, Italia todavía es importadora neta de melones, con un volumen estable de entre 30.000 y 35.000 de toneladas al año. El mayor volumen viene de otros países europeos, en particular de Francia y España, seguidos por Sudamérica, con Brasil y Costa Rica en cabeza, y África, sobre todo de Senegal y Túnez.

España, descontenta con los resultados
La temporada de melones y sandías en España se ha descrito como “una de las peores de la historia”. Los precios han permanecido por debajo de los costes de producción, aunque la calidad hacía que hubiese grandes diferencias de precios. El mercado de los Cantaloupe y las sandías mejoró hacia final de temporada, cuando bajó la oferta. 

Las altas temperaturas estropearon la floración, lo que provocó que descendieran los volúmenes de producción y abundancia de tamaños grandes, siendo los calibres pequeños muy buscados en el mercado. Los Piel de Sapo funcionan cada vez mejor para la exportación y se espera que el crecimiento continúe en los próximos años. Además, el virus Nueva Delhi se ha extendido a otras zonas productoras, siendo ya un problema severo en Castilla La Mancha.

A pesar de los bajos volúmenes, la buena calidad y el cálido verano, los precios han sido decepcionantes. Según el sector, la única razón de ello ha sido la guerra de precios en los supermercados. Los melones se utilizan como producto reclamo para atraer a los consumidores a las tiendas.

Los expertos esperan que las temperaturas sigan subiendo en las próximas campañas como resultado del cambio climático. Esto supone que más presencia de insectos y más riesgos de enfermedades. Los productores esperan acortar la temporada para evitar pérdidas y esto dejaría más sitio para Brasil a principios de temporada.

Bélgica y los Países Bajos: gran demanda de melones brasileños
El mercado del melón belga es bastante estable para la mayoría de variedades. Brasil es el principal proveedor de melones en este periodo, con variedades como Galia, Cantaloupe, melón amarillo, melón verde y sandías. La conclusión temprana de la temporada española de los Galia ha hecho que haya una buena demanda de Galia brasileños. El mercado es positivo y, a pesar de la buena demanda a nivel nacional, hay margen para la exportación. El comercio está lidiando, no obstante, con cierta escasez de Galia, porque no todos los volúmenes solicitados se pueden servir. El tiempo está resultado positivo para los importadores neerlandeses. A pesar de la buena oferta, los importadores no tienen grandes existencias almacenadas y las ventas progresan bien. Los Países Bajos juegan un papel importante en el tránsito de los melones, también en dirección a Italia.

Sudáfrica: sobre todo para el mercado nacional
El mayor productor de melones del país tiene una superficie de cultivo de 150 hectáreas de sandías, 150 hectáreas de melones naranjas y 50 hectáreas de melones verdes. La fruta es demandada en Sudáfrica durante los meses de verano. El pico en la producción se da entre diciembre y abril. El año pasado, los precios fueron medios, aunque el consumidor mira cada vez más la calidad de los melones.

Los productores australianos se enfrentan al virus
Los productores del norte del país no tienen “problemas reales” para suministrar al mercado con melones durante los meses de invierno. Ha habido incluso excedente gracias al aumento de la producción de entre un 30 y un 40%. Todavía no se sabe cómo de grande será la cosecha, ya que la temporada todavía no se ha acabado. Diariamente se cargan trenes hacia Sídney, Melbourne y el resto del país.

Las frías temperaturas de la costa este se vieron reflejadas en el precio, que resultó menor. Los productores también se han enfrentado a un invierno frío que ha dificultado la producción. Además, los productores tienen que lidiar con el virus del mosaico del pepino (CGMMV, por sus siglas en inglés). Varios brotes en todo el país confirman la necesidad de contenerlo.

EE. UU., problemas de cultivo que dan como resultado una baja oferta
La recolección en California se está acercando a su fin y en Arizona está en marcha. Los suministros en el oeste del país son limitados. Debido en parte a esta baja oferta, los precios de los Cantaloupe y los Honey Dew son mayores. Los volúmenes han resultado menores en el país, en parte debido a los virus, las enfermedades y a problemas de calidad. Se espera que los precios suban a entre 10 y 14 dólares por caja en noviembre, lo que supone que las expectativas han resultado menores que el año pasado, al menos en cuanto a precio. En los meses de invierno hay suministro proveniente de Guatemala, Honduras y Costa Rica.

China: buenos precios para el segmento superior
Anualmente se recolectan alrededor de 5 millones de toneladas en China. La región productora más importante es la provincia de Hainan, en el sur de China. Las provincias de Shanxi, Gansu y Sinkiang, en el norte, también producen melones. La recolección se lleva a cabo en los meses de verano. La exportación se centra fundamentalmente en los países del Sudeste Asiático. El flujo de importación viene fundamentalmente de Vietnam y Birmania, con una importación total que el año pasado ascendió a las 215.000 toneladas. El mercado se está desarrollando con rapidez. En el segmento superior, los precios de un melón Cantaloupe pueden ascender hasta los 20 yuanes (casi 3 euros) por kilo.

Fuente: http://www.freshplaza.es