LEONARDO DICAPRIO TAMBIEN LE HABLO A LA AGROINDUSTRIA

 
El ganador del Óscar a Mejor Actor aprovechó la vitrina que daba su discurso de aceptación para hablar sobre el calentamiento global, ¿por qué deben reflexionar también los productores?

“El cambio climático es real y está ocurriendo ahora mismo. Esta es la amenaza más urgente que afronta nuestra especie y debemos trabajar colectivamente y dejar de posponerlo”. Estas palabras resonaron a nivel mundial el domingo, durante el discurso de Leonardo DiCaprio al ganar su primer Óscar como Mejor Actor, por su papel en El Renacido (The Revenant).

Aunque Dicaprio no mencionó rubros, su mensaje es un claro llamado para la producción agropecuaria que tiene enormes efectos en el ambiente donde solo la agricultura es responsable de cerca del 14% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI).

El actor señaló en su discurso que su película “fue sobre la relación del hombre con el mundo natural, un mundo que sentimos en el 2015 como el año más caliente registrado en la historia” y agregó que “la dureza de las condiciones climatológicas en las que se llevó a cabo la filmación hizo del rodaje un auténtico infierno”.

El “infierno” pero a nivel de sequía, se replica en Centroamérica que es considerada como el “punto caliente” más vulnerable al cambio climático entre las regiones tropicales del mundo, a pesar de ser responsable de menos del 0,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el Estado de la Nación de Costa Rica. Los cultivos más sensibles son la caña de azúcar, yuca, maíz, arroz y trigo.

Alternativas

¿Qué alternativas propone el actor? “La acción contra el cambio climático empieza con elegir líderes que vayan a hacer los cambios valientes y vitales que se necesitan para salvar el planeta”, expresó el intérprete en su cuenta de Twitter, tras la gala de los Óscar.

En el 2014 y 2015, los gobiernos de la región se “empeñaron” en combatir los efectos de la sequía que se agravan con este fenómeno, que ha provocado la pérdida de cultivos de subsistencia para millones de centroamericanos. Sin embargo, el resultado del liderazgo aún no resulta notorio ya que el istmo ha mostrado en la última década que es una región vulnerable por los cambios extremos de clima.

Para muestra un botón, el año pasado el aumento de la sequía América Central afectó a más de dos millones de personas y en varios países produjo una disminución de 60% en la cosecha de maíz y hasta un 80% en la de frijoles, durante la principal temporada del año. Guatemala y Honduras son responsables del 76% de las emisiones en el área, por cambios en el uso del suelo y la quema de hidrocarburos y leña.

Por otro lado, como Mensajero de Paz de las Naciones Unidas, DiCaprio en setiembre del 2014, en un discurso en la sede de la ONU, expresó que la humanidad mira el cambio climático como si fuera ficción “fingiendo que el cambio climático no es real, como si eso hiciera que el problema se vaya. Pero yo creo que somos más conscientes que eso. Cada semana, estamos viendo los eventos climáticos nuevas e innegables pruebas de que se aceleró el cambio climático”, expresó.

Finalmente el actor lanzó una advertencia para pensar desde ya en la sostenibilidad de todos los rubros: “Yo no soy un científico y tampoco necesito serlo, debido a que la comunidad científica del mundo ha hablado, y nos han dado nuestro pronóstico. Si no actuamos juntos, seguramente vamos a perecer. Ahora es nuestro momento para la acción”, sentenció.

Fuente: ​http://revistaproagro.com/