LA NASA LLEVARA INVERNADEROS A MARTE EN 2021

​Un grupo de investigadores ha propuesto incluir un experimento de crecimiento de plantas en el próximo rover que la NASA enviará a Marte, que tiene previsto su lanzamiento a mediados de 2020 y aterrizará en el planeta rojo a principios de 2021. El proyecto se llama Mars Plant Experiment (MPX).

“Con el fin de levantar una base permanente y sostenible en Marte, deberíamos ser capaces de determinar al menos qué plantas pueden crecer allí”, explica la investigadora Heather Smith, del Centro de Investigación Ames de la NASA, durante la conferencia Humans 2 Mars celebrada en Washington. “Este sería el primer paso para enviar las semillas allí y verlos crecer”, dice.

MPX está diseñado para que sea totalmente autónomo e independiente, lo que elimina la posibilidad de que la vida de la Tierra pueda escapar y tal vez conseguir un equilibrio en Marte. El experimento podría emplear una caja transparente que se colocará en el exterior del futuro rover. Este contenedor mantendría el aire de la Tierra y alrededor de 200 semillas deArabidopsis, una pequeña planta con flores que se utiliza comúnmente en la investigación científica.

Las semillas recibirían agua cuando el rover aterrizase en Marte, y así, se las dejaría crecer durante dos semanas aproximadamente. “En 15 días, vamos a tener un poco de efecto invernadero en Marte”, apunta Smith. MPX proporcionaría un examen para estos organismos del medioambiente de Marte, con niveles relativamente altos de radiación y baja gravedad, que es aproximadamente un 40 por ciento más fuerte que la de la Tierra.

Momento histórico
Este experimento sentaría las bases para futuros invernaderos en una base sostenible en Marte. Además de sus potenciales beneficios científicos, MPX proporcionaría a la humanidad un momento histórico. “Sería el primer organismo multicelular que crezca, viva y muera en otro planeta”, subraya Smith, según informa Space.com.

El rover marciano de 2020 se basa en gran medida en el Curiosity de la NASA, que aterrizó en agosto de 2012 para determinar si el Planeta rojo ha sido capaz de soportar vida microbiana. Curiosity ya ha respondido a esta pregunta en sentido afirmativo, encontrando que un sitio llamado Yellowknife Bay era, de hecho, habitable hace miles de millones de años. NASA quiere que el próximo rover busque signos de vida pasada de Marte, y recoger muestras de rocas y de suelo para traerlas a la Tierra.

Pero la agencia espacial todavía trabaja en los detalles de la misión del robot para, por ejemplo, averiguar qué instrumentos va a llevar. Ya ha recibido 58 propuestas de instrumentos en su convocatoria. La selección final se debe hacer en unas semanas.

Fuente: ABC