INDIA : POCOS CONVENCIDOS DEL FERTILIZANTE PARA BANANAS HECHO CON ORINA

El invento para convertir orina humana en fertilizante para bananas que desarrolló en 2012 un científico principal del Centro de Investigación Nacional para las Bananas (NRCB) no ha ganado mucha aceptación entre los agricultores. De hecho, los Gobiernos central y estatal no han mostrado ningún interés en la invención y los productores también están poco dispuestos a adoptarla, aunque es interesante porque podría reducir considerablemente el coste de fertilizante.

La investigación fue llevada a cabo por un científico principal de ciencias del suelo, el doctor KJ Jeyabaskaran, con el apoyo de la Sociedad para la Organización de la Comunidad y la Educación de las Personas (SCOPE, por sus siglas en inglés), una ONG que recaudó fondos de UNICEF y otras organizaciones internacionales en 2012 para llevar a cabo el estudio.

Considerando el rol vital del NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) en el cultivo de la banana, el doctor Jeybaskaran, que también es uno de los científicos principales del NRCB, ha descubierto que la orina humana, que contiene 4,6 g de nitrógeno, 0,6 g de fósforo y 2,2 g de fosfatos, puede utilizarse como fertilizante para las plantas de bananas en lugar de los fertilizantes químicos y reducir así el coste del cultivo.

Una planta de banana necesita 200 g de nitrógeno, 30 g de fósforo y 400 g de potasio por temporada, para lo cual los agricultores tienen que emplear una cantidad sustancial de fertilizantes químicos, según este estudio.

La orina humana puede ser suficiente para suplementar el 100% del nitrógeno y el fósforo y el 25% del potasio. Con 50 litros de orina humana por planta y una dosis recomendada de NPK a varios niveles, se puede garantizar el crecimiento de la planta en altura, pseudotallo, hojas, la superficie de las hojas, la concentración de nitrógeno en las hojas y la concentración de fósforo y potasio en las hojas, según las conclusiones de la investigación.

Jeyabaskaran afirma que la orina también ayuda a conseguir un peso máximo del racimo de 23,9 kg, por encima de los 21 kg que se consiguen sin la orina. Un productor puede obtener un beneficio neto adicional de 603,4 euros, de los cuales 486 se deben al incremento de peso del racimo y el resto, al ahorro en fertilizantes.

SCOPE instaló urinarios ECOSAN en Musiri para recolectar la orina humana de forma integrada. El NRCB comenzó sus experimentos de investigación utilizando esta orina recolectada como fertilizante orgánico mediante un sistema de irrigación por goteo.

Fuente: indiatimes.com