¿CUÁNTO DISMINUYEN LOS COSTOS CON UNA AGRICULTURA ROBOTIZADA?

El impacto en la producción de costos en este tipo de agricultura podría ser de 30%.
De acuerdo a los pronósticos de los gurú de la Cuarta Revolución Industrial, en 30 años, la mitad de la fuerza laboral será sustituida por robots en las plantas de producción.

Si eso va a suceder con las fábricas, es razonable pensar que eso también pueda ocurrir con otras actividades económicas como la agricultura, que en la medida que vayan accediendo a tecnología avanzada y conozcan las ventajas de incorporarla a sus negocios en términos de reducción de costos, es probable que sigan por dicho camino, sacrificando en el proceso a la mano de obra.

No en vano, de acuerdo a experiencias recientes, el impacto en costos podría ser de 30% con el añadido que habría mayor estabilidad productiva y mejor control sanitario.

Ese es el caso de la empresa Spread, dirigida por Shinji Inada, que en una entrevista con Sputnik sobre la que se basa esta nota, defiende la tecnología que ha desarrollado para el cultivo de legumbres de forma robotizada.

En su modelo de granja robotizada, el 98% de agua se reutiliza, usan lámparas LED para el cultivo, tiene automatizado el ciclo de producción desde la germinación hasta la cosecha.

La clave de su modelo es la combinación de dos procesos: el transporte y el trasplante robótico. El procesamiento para la comercialización por conveniencia y el empaque es donde aún interviene el ser humano. La mayor ventaja es que se pueden producir verduras independientemente del clima y en cualquier parte del mundo.

Detrás de su modelo, Inda identifica tres innovaciones: la de la actividad porque se trata de un nuevo modelo de negocio, la tecnológica que consiste en un nuevo sistema de producción agrícola, y, la ambiental por la construcción de una nueva infraestructura de alimento que toma el medio ambiente mundial en consideración.

La meta de este empresario es tener 10% del mercado de Japón y por eso han planeado construir 20 granjas más en el próximo quinquenio, pero a la luz de la gran demanda que tiene del exterior por su modelo, es probable que salga fuera de Japón más pronto de lo esperado.

Inada espera que su innovación, contribuya a la seguridad alimentaria a la luz del crecimiento de la población e impacte menos en el medio ambiente, y considera que su solución agrícola (modelo de granja), puede contribuir a hacer frente a la escasez de alimentos.

Además, con el añadido de que al hacer más eficiente el proceso productivo y reducir los costos, se obtienen beneficios más estables.

Fuente: http://agriculturers.com/