¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA HUELLA HÍDRICA EN LA AGRICULTURA Y GANADERÍA?

La huella hídrica es un indicador que define el volumen total de agua dulce usado para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad. Mide en el volumen de agua consumida, evaporada o contaminada a lo largo de la cadena de suministro, ya sea por unidad de tiempo para individuos y comunidades, o por unidad producida para una empresa. Se puede calcular para cualquier grupo definido de consumidores (individuos, familias, pueblos, ciudades, departamentos o naciones) o productores (organismos públicos, empresas privadas o el sector económico).

Componentes de la huella hídrica.

El total de la huella hídrica de un individuo o un producto descompone en tres elementos:

  • Azul: Es el volumen de agua dulce extraída de un cuerpo de agua superficial o subterránea y que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto.
  • Verde: Es el volumen de agua de precipitación que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto.
  • Gris: Es el volumen de agua contaminada, que puede ser cuantificada como el volumen de agua requerida para diluir los contaminantes hasta el punto en que la calidad del agua esté sobre los estándares aceptables.

¿Para qué sirve medir la huella hídrica?

  • Cuantificar la magnitud de la cantidad de agua utilizada y los riesgos potenciales a los que se enfrenta un sistema productivo.
  • Para generar conciencia de dónde y cómo se utiliza el recurso hídrico.
  • Para tomar mejores decisiones sobre cómo manejar el recurso hídrico y gestionar procesos.
  • Participación en políticas locales y nacionales de sostenibilidad ambiental y productiva.


¿Cuál es su importancia en la agricultura?

A nivel mundial, la actividad agrícola usa alrededor del 70% de toda el agua consumida en el planeta y se calcula que en los próximos años, debido al aumento poblacional y los patrones de consumo, la cantidad de agua necesaria para producir los alimentos, fibras y biocombustibles requeridos por la población, incrementen el uso del agua hasta en un 55%. El indicador de huella hídrica en la agricultura puede permitir establecer políticas y acciones concretas para ahorrar agua en el sector que mayor requerimiento del recurso tiene.


Fuente: iagua.es